COVID-19: Español


¿Cómo obtengo una prueba para COVID-19 en el Condado de Montgomery?

Testing is canceled for

  • Friday, August 14, 2020, at Plum Gar Community Recreation Center
  • Saturday, August 15, 2020, in Poolesville

We have temporarily paused online scheduling for Montgomery County testing sites.  See additional testing options in the county.

If you are symptomatic and need help in finding testing, please call the Testing Helpline at 240-777-1755.

Resultados de prueba

AdvaGenix y el Condado tratarán de darle sus resultados de 3 a 5 días. Algunas veces los resultados pueden tomar más de una semana en ser procesados. Sus resultados, que recibirá por correo electrónico, vendrán del correo results@advagenix.com. Si usted no tiene una dirección de correo electrónico, AdvaGenix le llamará por teléfono para darle los resultados.

Para preguntas sobre los resultados de su prueba del COVID-19, llame a AdvaGenix al 301-358-3564.

Las pruebas son gratuitas. No se necesita una orden del médico.

Ofrecemos pruebas a todos los residentes del Condado de Montgomery.

Nosotros recomendamos una cita para reducir el tiempo de espera, pero tambien aceptamos pacientes que no tienen cita.

No requerimos una identificación oficial o una orden médica. Si tiene seguro, le pediremos su información, pero no hay copagos ni deducibles.

La entrada sin cita previa

Si vienes para entrar sin cita previa

  • No beber, comer, fumar, masticar chicle, o cepillarse los dientes 30 minutos antes de proporcionar una muestra de saliva (que es la manera de hacer el examen.
  • Use una cobertura facial.

Sitios de prueba en el Condado de Montgomery

Vea las opciones de citas para los próximos 10 días. Vuelva a visitarnos para citas en fechas futuras.

Otros sitios que ofrecen pruebas del Covid-19

Antes de ir a una de las ubicaciones de pruebas hay que verificar si ese lugar ofrece pruebas sin cita previa o si requieren una cita.

Ver otros sitios de prueba de Maryland

Comunicados de prensa

 

» Ver comunicado de prensa en traducción al español


Grupos vulnerables de población

Si usted está en mayor riesgo de enfermarse del COVID-19, usted debería:

  • Tener suficientes medicinas y artículos de primera necesidad.
  • Tomar precauciones para mantener distancia entre usted y otras personas.
  • Cuando salga y esté en público, manténgase alejado de personas enfermas, limite el contacto cercano y lávese las manos frecuentemente.
  • Evite las multitudes tanto como le sea posible.
  • Evite los viajes en crucero y viajes aéreos que no sean esenciales.
  • Durante el brote del COVID-19 en su comunidad, quédese en casa tanto como le sea posible para reducir aún más el riesgo de estar expuesto.

Los grupos vulnerables de población incluyen las siguientes personas:

  • De 60 años o más
  • Personas con ciertas condiciones de salud como enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares, diabetes, enfermedades renales y con sistemas inmunes debilitados.

Otras Recomendaciones

Tenga suministros a mano

  • Comuníquese con su proveedor de salud para solicitar un suministro extra de los medicamentos que usted usa para tenerlos a mano en caso de un brote del COVID-19 en su comunidad, y si usted necesita permanecer en su hogar por un período prolongado de tiempo.
  • Si no puede obtener medicamentos adicionales, considere la posibilidad de pedir esos medicamentos por correo.
  • Asegúrese de tener medicamentos y suministros médicos de venta libre (sin receta, como pañuelos desechables, etc.) para tratar la fiebre y otros síntomas. La mayoría de las personas podrán recuperarse del COVID-19 en casa.
  • Tenga suficientes suministros para el hogar y comestibles a mano para que esté preparado para quedarse en casa por un período de tiempo.

Tome precauciones diariamente

  • Evite el contacto cercano con personas enfermas.
  • Tome medidas preventivas diariamente:
    • Límpiese las manos con frecuencia
    • Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de sonarse la nariz, toser o estornudar, o haber estado en un lugar público.
    • Si no hay agua y jabón disponibles, use desinfectante de manos que contenga por lo menos 60% de alcohol.
    • En la medida de lo posible evite tocar superficies muy utilizadas en lugares públicos, como botones de elevadores, manijas de puertas, pasamanos, darse la mano con la gente, etc. Use un pañuelo desechable o su manga para cubrir su mano o su dedo si tiene que tocar algo.
    • Lávese las manos después de tocar superficies en lugares públicos.
    • Evite tocarse la cara, la nariz, los ojos, etc.
    • Limpie y desinfecte su hogar para eliminar gérmenes: practique la limpieza rutinaria de superficies frecuentemente utilizadas (por ejemplo: mesas, manijas de puerta, interruptores de luz, manijas, escritorios, inodoros, grifos, lavabos y teléfonos celulares).
    • Evite multitudes, especialmente en espacios mal ventilados. El riesgo de exposición al virus respiratorio como el COVID-19 puede aumentar en entornos cerrados y con poca circulación de aire, especialmente si hay personas entre la multitud que estén enfermas.
    • Evite todos los viajes no esenciales, incluidos los viajes en avión, y especialmente evite embarcarse en cruceros.
    • Si el COVID-19 se ha propagado en su comunidad, tome medidas adicionales de precaución para poner distancia entre usted y otras personas y así reducir aún más el riesgo de estar expuesto a este nuevo virus.
    • Quédese en casa cuanto más le sea posible.
    • Considere otras maneras de traer comida a su casa a través de redes familiares, sociales o comerciales.

Tenga un plan por si se enferma:

  • Consulte con su proveedor de atención médica para obtener más información sobre cómo monitorear su salud para detectar síntomas que sugieran tener el COVID-19.
  • Manténgase en contacto con otras personas por teléfono o correo electrónico. Es posible que necesite pedir ayuda a amigos, familiares, vecinos, trabajadores de salud comunitarios, etc. si se enferma.
  • Determine quién puede brindarle atención médica si su provedor se enferma.

Esté atento a los síntomas y las señales de advertencia de emergencia.

  • Preste atención a los posibles síntomas del COVID-19, como fiebre, tos y dificultades para respirar. Si siente que está desarrollando síntomas, llame a su médico.
  • Si desarrolla signos de advertencia de emergencia del COVID-19, busque atención médica de inmediato. En adultos, los signos de advertencia de emergencia son los siguientes:*
    • Dificultad para respirar o falta de aliento
    • Dolor o presión persistente en el pecho
    • Confusión o dificultad para estar alerta que no haya tenido antes
    • Coloración azulada en los labios o en la cara

*Esta lista no incluye todos los síntomas. Consulte con su médico para cualquier otro síntoma que sea grave o preocupante.

Qué hacer si se enferma

  • Quédese en casa y llame a su médico .
  • Llame a sus proveedores de atención médica y hágales saber acerca de sus síntomas. Dígales que usted tiene o puede tener el COVID-19. Esto les ayudará a cuidarlo y evitar que otras personas se infecten o se expongan.
  • Si no está lo suficientemente enfermo como para ser hospitalizado, puede recuperarse en casa. Siga las instrucciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre cómo cuidarse en casa.
  • Sepa cuándo obtener ayuda de emergencia .
  • Obtenga atención médica de inmediato si tiene alguno de los signos de advertencia de emergencia enumerados anteriormente.

Lo que otras personas pueden hacer para apoyar a los adultos mayores

El apoyo comunitario para los adultos mayores

  • La planificación de la preparación de la comunidad para el COVID-19 debe incluir a los adultos mayores y a las personas con discapacidades, y a las organizaciones que los apoyan en sus comunidades, para garantizar que sus necesidades sean tomadas en cuenta.
    • Muchos de estos individuos viven en la comunidad y muchos dependen de los servicios y apoyos que se brindan en sus hogares o en la comunidad para mantener su salud e independencia.
  • Los centros de atención a largo plazo (long-term care) deben estar atentos para prevenir la introducción y propagación del COVID-19.

Información para centros de atención a largo plazo (long-term care) se puede encontrar aqui.

Apoyo para familiares y cuidadores

  • Sepa qué medicamentos está tomando su ser querido y vea si puede ayudarlos a tener más a mano.
  • Supervise los alimentos y otros suministros médicos necesarios (oxígeno, incontinencia, diálisis, cuidado de heridas) y tenga un segundo plan de apoyo.
  • Abastecerse de alimentos no perecederos para tenerlos disponibles en su hogar y así minimizar los viajes a las tiendas.
  • Si cuida a un ser querido que vive en un centro de atención, monitoree la situación, pregunte sobre la salud de los otros residentes con frecuencia y conozca el protocolo en caso de que haya un brote del COVID-19.

Preguntas frecuentes acerca de el COVID-19

Que es COVID-19?

COVID-19 es una enfermedad causada por un virus respiratorio identificado por primera vez en Wuhan, provincia de Hubei, China. Este es un nuevo virus que no ha causado enfermedades en humanos antes. En todo el mundo, COVID-19 ha provocado miles de infecciones humanas, enfermedades de las carcasas, y a veces, la muerte. A medida que el virus continúa propagándose, se han reportado casos en al menos 100 países, incluido Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a COVID-19 una pandemia a principios de marzo.

¿Quién está en riesgo actualmente?

Actualmente, las personas con mayor riesgo son aquellas que:

  • Adultos mayores
  • Las personas que tienen afecciones médicas crónicas graves, como:
    • enfermedad del corazón
    • diabetes
    • enfermedad pulmonar

¿Existen recomendaciones para las poblaciones vulnerables, incluidas las mayores de 60 años y las personas con problemas de salud que los ponen en riesgo?

Si tiene un mayor riesgo de enfermarse gravemente con COVID-19, debe:

  • Tome precauciones diarias para mantener el espacio entre usted y los demás.
  • Cuando salga en público, aléjese de otras personas enfermas, limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia.
  • Evite las multitudes tanto como sea posible.
  • Evite los viajes en crucero y los viajes aéreos no esenciales.
  • Durante un brote de COVID-19 en su comunidad, quédese en casa tanto como sea posible para reducir aún más su riesgo de estar expuesto

Las poblaciones vulnerables incluyen personas que son:

  • 60 años y mayores.
  • Personas con ciertas afecciones de salud, como enfermedades cardíacas, pulmonares, diabetes, enfermedades renales y sistemas inmunes debilitados.
  • Ver recomendaciones adicionales

¿Cómo se transmite el COVID-19, cuáles son los síntomas y cómo evito la propagación?

COVID-19 se transmite al igual que los resfriados o la gripe a través de:

  • Tos y estornudos, que crean gotas respiratorias
  • Contacto personal cercano, como tocar o estrechar la mano
  • Tocar un objeto o superficie con el virus

Síntomas:

  • Fiebre
  • Tos
  • Falta de aliento
  • En casos más graves, neumonía (infección en los pulmones)

Si alguien tiene COVID-19, ¿qué les sucede?

La mayoría de las personas se recuperan de esta infección. Cerca del 80 por ciento tendrá síntomas leves o moderados. Se puede recomendar a las personas enfermas que se recuperen en casa y se aíslen de los demás. Estas personas deben llamar a su médico o clínica si sus síntomas empeoran. Tampoco hay un medicamento específico actualmente para curar COVID-19 porque es una enfermedad nueva. Sin embargo, las personas que tienen COVID-19 deben recibir atención médica para disminuir la gravedad de los síntomas.

Algunas infecciones por COVID-19 pueden provocar enfermedades graves y, en algunos casos, la muerte. Si alguien tiene una enfermedad más grave por COVID-19, puede ser ingresado en el hospital. Las personas mayores y las personas con problemas médicos preexistentes tienen un mayor riesgo de enfermedades graves. Ejemplos de problemas médicos preexistentes son el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas, la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva cronica) y otras afecciones que afectan la capacidad de nuestro sistema inmunitario para combatir los gérmenes.

¿Qué puedo hacer para protegerme y proteger a los demás?

No hay vacuna para prevenir COVID-19. Por lo tanto, es importante tomar medidas preventivas diarias que siempre se recomiendan para retrasar la propagación de enfermedades respiratorias como resfriados, gripe y COVID-19:

  • Lávese las manos con frecuencia, con jabón y agua tibia durante al menos 20 segundos.
  • Use un desinfectante para manos a base de alcohol con al menos 60 por ciento de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.
  • Limpie y desinfecte objetos y superficies que se tocan con frecuencia utilizando prácticas de limpieza estándar.
  • Cubra su tos y estornudos con un pañuelo, su manga o su codo.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas.
  • Si está enfermo, quédese en casa excepto para recibir atención médica. Informe a su supervisor de cualquier enfermedad.

¿Qué debo hacer si creo que estoy enfermo/a con COVID-19?

Si recientemente viajó internacionalmente o estuvo en contacto con alguien con COVID-19, y tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque atención médica de inmediato. Siga estos pasos:

  • Llame a su médico o sala de emergencias antes de ir.
  • Infórmeles sobre viajes recientes y contactos cercanos (como personas en su hogar).
  • Use una máscara si hay una disponible. Una mascarilla con gancho para el oído o una simple mascarilla quirúrgica sería apropiada.

¿Debería el público en general llevar mascarillas protectoras faciales?

El Centro de Control de Enfermedades (CDC) recomienda el uso de mascarillas protectoras faciales en lugares donde el distanciamiento social es difícil de mantener. No se recomienda el uso de mascarillas protectoras a los niños menores de 2 años de edad y a las personas que tengan problemas para respirar. El objetivo de utilizar mascarillas protectoras faciales es prevenir que las personas que son asintomáticas pero que tienen el COVID-19 sin saberlo puedan   diseminar gotas de fluidos y contagiar a otras personas cuando están en público. Se debe tener en cuenta que las mascarillas de tela faciales no ofrecen el mismo nivel de protección que las mascarillas quirúrgicas o las de los respiradores modelo N95. Las mascarillas quirúgicas y las de los respiradores modelo N95 deben ser reservadas para el personal de salud que se encuentran trabajando en primera línea. Las mascarillas de tela faciales deben:

  • Ajustarse bien pero cómodamente a los lados de su cara.
  • Asegurarse con cintas o sujetadores en sus orejas.
  • Hacerlas con varias capas de tela
  • Deben permitirle respirar sin restricciones
  • Deben poder lavarse y secarse en máquina sin que se dañen o cambien de forma

Si está usando una mascarilla facial es importante que la lave regularmente; colocarla en la maquina lavadora se considera una manera apropiada de limpiar la mascarilla. Las personas deben tener cuidado de no tocarse los ojos, la nariz, y la boca al quitarse la mascarilla facial y lavarse las manos inmediatamente después de quitársela.

Si quiere hacerse su propia mascarilla de tela, aquí hay instrucciones de como hacerlas y videos que ofrecen sugerencias.

¿Cómo pueden las personas hacerse la prueba de COVID-19?

No hay un equipo de prueba casera COVID-19 en el mercado para la venta. Las personas que sospechan que tienen COVID-19 deben comunicarse con su proveedor de atención médica, quien determinará si ese paciente tiene signos y síntomas compatibles con COVID-19 y decidirá referir a los pacientes para pruebas de laboratorio.

Su médico o proveedor de atención médica evaluará sus síntomas y determinará si las pruebas de diagnóstico para el virus COVID-19 son apropiadas.Si su proveedor de atención médica sospecha de COVID-19, ELLOS coordinarán las pruebas con un laboratorio o el departamento de salud del Estado. Si bien algunos laboratorios comerciales tienen la capacidad de analizar e informar los resultados al paciente o proveedor que ordenó la prueba, actualmente los laboratorios solo realizan el análisis y NO recolectan muestras directamente de los pacientes. También puede llamar a la

Oficina de Control de Emfermedades del Departamento de Salud y Servicios Humanos de el Condado de Montgomery para hablar con una enfermera. El número es 240-777-1755.

¿Cómo puedo estar más preparado/a para COVID-19?

Tenga a mano un suministro adecuado de medicamentos de venta libre y otros suministros de salud, que pueden incluir: analgésicos, remedios estomacales, medicamentos para la tos y el resfriado, bebidas con electrolitos y vitaminas. Tenga un termómetro, pañuelos desechables y desinfectante para manos en caso de que se enferme y deba quedarse en casa para recuperarse.

Hable con sus familiares y seres queridos acerca de cómo recibirían atención si se enfermaran, o qué se necesitará para cuidarlos en su hogar.

Tenga un suministro de agua y comida para dos semanas en su hogar.

¿Debo cancelar mi viaje familiar?

Actualmente, el CDC (Centro de Control de Emfermedades) advierte que los viajeros eviten todos los viajes no esenciales a China, Irán, Italia y Corea del Sur. También aconsejan a las personas mayores y personas con afecciones crónicas que eviten los viajes no esenciales a Japón. A medida que más países informan sobre la propagación comunitaria de COVID-19, el número de países agregados a la lista de avisos de viajes puede aumentar. Ver avisos de viaje en la pagina de inernet de el CDC (Centro de Control de Emfermedades).

¿Hay algo más que deba saber?

No estigmatizar a personas de cualquier etnia. Las personas que no han viajado recientemente a China u otras regiones afectadas, y que no han tenido contacto cercano con una persona que está enferma con COVID-19, no tienen mayor riesgo de enfermedad que usted. Los virus no se dirigen a personas de poblaciones, etnias o antecedentes raciales específicos.

Manténgase informado y solo obtenga información de fuentes confiables y oficiales. Tenga especial cuidado con los mitos, rumores, desinformación y estafas que circulan en línea y en otros lugares. La información de salud difundida en las redes sociales, excepto de fuentes confiables, es con frecuencia inexacta.